Solidaridad y Educación son claves para lograr cumplir con los ODS 2030

Solidaridad y Educación son claves para lograr cumplir con los ODS 2030

Si me preguntan por una palabra clave durante esta Pandemia esa es Solidaridad

Por Elena Marcos

La Solidaridad es un valor por excelencia que hace que gracias al apoyo y colaboración de nuestros semejantes logremos superar la adversidad en momentos difíciles de nuestra vida, se trata de un apoyo tanto económico como emocional. 

La Solidaridad llevada a la práctica nos ayudará a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 2030).

El programa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como indica en su Web Naciones Unidas, pone en el centro a la persona y al planeta, se apoya en los derechos humanos y está respaldado por una alianza mundial decidida a ayudar a la gente a superar la pobreza, el hambre y las enfermedades. Y la base de todo será la cooperación y la colaboración a nivel global. Nuestro futuro se va a basar en la Solidaridad.

Las empresas ahora más que nunca somos importantes agentes de cambio y debemos impulsar acciones en beneficio de los que más lo necesitan.

Colaborar con el Banco de Alimentos, Hogar Si, Mensajeros de La Paz, Caritas, Cruz Roja, Unicef…cualquier ONG que ayude a los más vulnerables, que están hoy debido a la crisis en una situación dramática, hará la diferencia.

Tod@s desde nuestras organizaciones podemos ayudar y contribuir a hacer un mundo mejor y combatir la pobreza y la desigualdad con Solidaridad.

La campaña de Ikea para esta Navidad nos demuestra que la RSC cuando es auténtica trasciende: todos merecemos un verdadero hogar ( dice la voz en off) no es el milagro de la Navidad el que traerá igualdad de oportunidades a todos los hogares, es el milagro de la Educación, por eso su primera acción es donar muebles para el estudio a hogares vulnerables. 

La educación es una llave mágica para conseguir cambiar nuestra existencia y mejorarla, sin duda alguna “es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el 🌍“. 

El domingo 20 de diciembre se celebró el Día Internacional de la Solidaridad Humana. Hoy tan solo dos días después es necesario recordar que ser solidarios debería formar parte de nuestra educación, de nuestros valores y enseñarse como materia en los colegios.

El Día Internacional de la Solidaridad es un día para celebrar nuestra unidad en la diversidad; recordar a los gobiernos que deben respetar sus compromisos con los acuerdos internacionales; sensibilizar a tod@s sobre la importancia de la solidaridad; fomentar el debate sobre las maneras de promover la solidaridad para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otros, el objetivo de poner fin a la pobreza; un día clave para actuar y buscar nuevas iniciativas para la erradicación de la pobreza.

Como dijo Elie Wiesel, escritor y Premio Nobel de La Paz: “Este es el deber de nuestra generación al entrar en el siglo XXI: la solidaridad con los débiles, los perseguidos, los abandonados, los enfermos y los desesperados. Esto expresado por el deseo de dar un sentido noble y humanizador a una comunidad en la que todos los miembros se definan a sí mismos, no por su propia identidad, sino por la de los demás.”